Síntomas de la glucemia elevada

Síntomas de la glucemia elevada

Por: Olivia Cristina

Conozca los síntomas del nivel alto de glucosa en sangre, sus causas y cómo tratarlo.

Los niveles elevados de glucosa en sangre, conocidos como hiperglucemia, son una afección que puede afectar a personas con diabetes o a individuos sin antecedentes de la enfermedad. Reconocer los síntomas es clave para buscar el tratamiento adecuado y evitar complicaciones.

Síntomas de la glucemia elevada

Sed excesiva (polidipsia): Una de las primeras manifestaciones de la hiperglucemia es la sed intensa y persistente. Esto se debe a que los riñones intentan eliminar el exceso a través de la sangre, lo que provoca una excreción frecuente de orina, que conduce a la deshidratación y a una mayor necesidad de líquidos.

  1. Micción frecuente (poliuria): El aumento de la producción de orina es un síntoma relacionado con la polidipsia. Como el organismo intenta eliminar el exceso de glucosa a través de la orina, se producen frecuentes idas al baño, sobre todo por la noche.
  2. Fatiga persistente: La hiperglucemia puede provocar una sensación constante de cansancio y debilidad. Esto se debe a que el organismo es incapaz de utilizarla eficazmente como fuente de energía.
  3. Visión borrosa: La elevada concentración de glucosa en la sangre puede afectar a los ojos, provocando visión borrosa temporal.
  4. Infecciones frecuentes: Las personas con glucosa alta son más propensas a las infecciones, como las del tracto urinario, debido a la orina concentrada en azúcar, que proporciona un entorno favorable para que crezcan las bacterias.
  5. Pérdida de peso involuntaria: Aunque la hiperglucemia puede provocar un aumento del apetito, las personas suelen perder peso involuntariamente. Esto se debe a que las células no pueden obtener la glucosa que necesitan para funcionar correctamente.
  6. Mal aliento: El aliento puede adquirir un olor afrutado o dulce debido a la presencia de cuerpos cetónicos en el aliento, que se produce cuando el cuerpo quema grasa en lugar de glucosa para obtener energía.
  7. Irritabilidad: Los niveles inestables de glucosa pueden provocar cambios de humor, como irritabilidad y dificultad para concentrarse.

Además, pueden aparecer otros síntomas como náuseas, dolores de cabeza, mala cicatrización, piel seca y hambre excesiva.

¿Qué análisis debo hacerme para saber si tengo la glucemia alta?

La propia prueba de la glucosa (valor de referencia hasta 100 mg/dL) ya no está indicada para comprobar si tiene la glucosa alta, ya que sólo es un marcador de control y no sirve como diagnóstico por sí sola. Se necesitan pruebas complementarias como la hemoglobina glucosilada y la glucemia glucosilada.

Sin embargo, es importante recordar que es extremadamente necesario ayunar durante 12 horas, ya que la comida puede afectar a los resultados y generar un falso positivo.

Posibles complicaciones de la glucemia alta

Es importante destacar que la hiperglucemia no debe ignorarse porque, si no se trata adecuadamente, puede provocar complicaciones graves, como daños en órganos y vasos sanguíneos. En este sentido, si experimentas alguno de estos síntomas de forma recurrente, es fundamental que acudas a un profesional sanitario para que te evalúe y te haga un diagnóstico preciso.

¿Qué aumenta la glucosa?

En principio, la glucosa alta está causada por condiciones que afectan a la producción de insulina, que es la hormona capaz de procesar el azúcar presente en el cuerpo.

La glucosa puede aumentar debido a diversos factores, la mayoría de los cuales están causados por malos hábitos alimentarios y físicos, así como por factores genéticos y hereditarios.

Lo son:

  • Pancreatitis
  • Algunas clases de medicamentos
  • Infecciones
  • STROKE
  • Hipercorticolismo
  • Sedentarismo
  • Diabetes mellitus o diabetes gestacional
  • Dieta desequilibrada y poco saludable
  • Sobrepeso

Tratamiento

Para tratar la hiperglucemia, lo primero es acudir al médico para que le aconseje el mejor tratamiento.

Desgraciadamente, si ya se ha convertido en diabético, no es posible invertir el proceso y sólo tendrá que controlar la situación mediante dieta, ejercicio, insulina o medicación. Sin embargo, si aún no eres diabético, puedes cambiar la situación haciendo ejercicio, comiendo adecuadamente, evitando el azúcar y el alcohol, evitando los cigarrillos y aumentando la ingesta de fibra.

Alimentos para mejorar

Leche desnatada

Pescado

Pollo

Aceite de oliva

Cacahuetes

Castañas

Judías

Arroz integral

Lechuga

Fruta fresca

Queso blanco

¿Te ha gustado saber más sobre la glucosa? Cuéntanoslo en los comentarios y no olvides compartirlo con tus amigos y familiares.

Apasionado de la literatura y la tecnología. Profundizando en la Biblia y los temas religiosos, tiende un puente entre la sabiduría antigua y la cultura juvenil. Escribir es tu conversación con el mundo.